This post is also available in: Inglés Alemán Italiano Holandés Sueco

Operar con Acciones con EuropeFX

Una Acción de una empresa es una unidad de propiedad que hace que el titular de la acción tiene derecho a un porcentaje de los beneficios de la empresa. Si la empresa en cuestión tiene una emisión de 1.000 acciones y usted 100 de ellas, sería dueño del 10% de la empresa, lo que le daría derecho al 10% de los beneficios. declarados, pagaderos en forma de dividendos.

Las empresas emiten acciones de dos formas: Las comunes y las preferentes. La principal
diferencia entre ambos tipos es que los titulares de acciones preferentes tienen
el primer acceso a los activos de la empresa en caso de que ésta se enfrente a
dificultades financieras. Las acciones preferentes tampoco tienen derecho a voto, lo que significa que los titulares no tienen
derecho a votar y no tienen voz en la gestión de la empresa.

Las operaciones con acciones han sido una inversión preferente durante muchos años, y con el
aumento de la popularidad de las operaciones con CFDs, un número cada vez mayor de operadores
se alejan de las operaciones tradicionales con acciones y se decantan por la variante de los CFDs. Existen
ventajas significativas de las operaciones con CFD en comparación con la propiedad tradicional de acciones,
entre las que destaca el efecto compuesto del apalancamiento en
operaciones con CFD. El apalancamiento puede servir para magnificar los resultados de las operaciones, pero también puede
magnificar las pérdidas. Al igual que con todos los tipos de activos, las operaciones con acciones requieren un uso prudente del apalancamiento.

Los precios de las acciones se ven afectados por varios factores, como la oferta y la demanda,
los beneficios de las empresas, las expectativas de rendimiento (por ejemplo, que Apple lance
un nuevo iPhone – una expectativa razonable sería ver un aumento en el precio de las acciones de
Apple) y las noticias del mercado, especialmente las expectativas de los analistas.