This post is also available in: Inglés Alemán Italiano Holandés Sueco

Operando ETF con EuropeFX

Los ETF (fondos de inversión cotizados) están compuestos por cestas de activos agrupados en un activo que se puede negociar por separado. Los fondos de inversión cotizados ofrecen una opción excelente de diversificar su cartera y perfil de riesgo, ya que los ETF incluyen cientos o, en algunos casos, miles de instrumentos subyacentes.
La posesión de ETF es una forma simplificada de especular en un sector del mercado o clase de activo en concreto, ya que no hace falta comprar todos los activos incluidos en el ETF. Los inversores pueden comprar y vender el fondo, reflejando la compra y venta de los activos subyacentes.

Cómo operar con ETF

Los fondos de inversión cotizados son similares a los fondos de cobertura en el sentido de que están enfocados a clases de activos o segmentos del mercado, pero ambos tienen una diferencia muy importante. Mientras que los fondos de inversión solo se pueden operar al terminar el día de negociación, los ETF pueden comprarse y venderse en cualquier momento del día.

Operar ETF es un sencillo procedimiento, ya que todo lo que necesitan hacer los proveedores es configurar un grupo de activos y ofrecerlos al público inversor bajo un ticker único. Los inversores pueden invertir en un ETF en concreto comprando acciones del fondo. Los ETF pueden comprarse y venderse en bolsas de valores y están estructurados para reflejar desde materias primas individuales hasta segmentos de mercado enteros.

Tipos de fondos de inversión cotizados

Los ETF pueden depender de cualquier instrumento o segmento de mercado y existen múltiples tipos:

ETF de valores

Reflejando valores, este tipo de ETF está pensado para inversores con un perfil de inversión a largo plazo.

ETF de materias primas

Dependen de materias primas tales como productos energéticos, productos agrícolas o metales preciosos.

ETF de sectores

Siguen el rendimiento de sectores en concreto, como el energético, el tecnológico o el financiero.

Algunos ejemplos de ETF son:

Vanguard Total Stock Market Index ETF

Refleja el rendimiento del índice CRSP US total market.

ProShares Ultra S&P500 ETF

Está ligado al S&P 500, ofreciendo una cartera muy diversificada con las mayores compañías de EE. UU. con un apalancamiento x2.

AdvisorShares Pure Cannabis ETF

Es el primer ETF de gestión activa dedicado a la inversión en cannabis domiciliado en Estados Unidos.

Vanguard Emerging Markets Stock Index Fund ETF

Uno de los mayores ETF que refleja el rendimiento de los valores de los mercados emergentes.